El proyecto Worldreader

Leer un libro puede ser el inicio de una largo viaje. Descubrimos nuevos paisajes, hacemos amistades con gente, que en la vida real tal vez nunca llegaremos a conocer. Un libro nos hace preguntas y quizás no nos dejará tranquilos hasta que nos hayamos enfrentados a ellas. Quizás el libro lleva alguna foto o algún dibujo que nos ayuda a imaginarnos lo que describe el texto. Pero, ¿qué ocurre, si no tenemos libros a mano? Perdemos todo esto, las preguntas, los paisajes, los personajes, todo queda fuera de nuestro alcance. Quizás hayamos nacido en una zona de este planeta donde el acceso a libros es más complicado.

Worldreader-in-Ghana

 

Sigue leyendo