La violencia sexual en conflictos armados

A veces, parece que el Comité de Nobel sí acierta cuando galardona a determinadas personas con un premio. Este es el caso del Premio Nobel de la Paz que este año comparten dos personas que trabajan de forma separada en un objetivo común: denunciar la violencia sexual en conflictos armados.

Tal vez, Nadia Murad sea la cara más conocida de esta lucha contra la violencia que ella mismo tuvo que sufrir durante tres meses, cuando fue esclava sexual de varios miembros del Estado Islámico. Tras una arriesgada fuga, Nadia consiguió escapar de las diarias violaciones y una indescriptible brutalidad, y tras un éxodo por un campo de refugiados logró el asilo político en Alemania, donde empezó a rehacer su vida. Su encuentro con Amal Clooney, abogada especializada en Derecho Humanitario, la motivó a reflejar sus experiencias en un libro, cuyo título Yo seré la última: historia de mi cautiverio y mi lucha contra el Estado Islámico da testimonio de la encrucijada que ha emprendida Nadia Murat. Evidentemente, la lectura de su testimonio es dura, dada la brutalidad con la que actúan los miembros del Estado Islámico. Cuando EI entró en la Kojo, una aldea yazidi en el norte de Iraq, ejecutaron a los varones y las personas mayores del lugar, entre ellos a seis miembros de la familia de Nadia. Las mujeres y niñas del pueblo fueron secuestradas y repartidas entre altos cargos y miembros del Estado Islámico. Los hombres pasaron a sus víctimas al siguiente cuando se cansaron de ellas.

Fuente: El mundo del 6 de octubre 2018

Hoy, Nadia Murad da conferencias en foros internacionales, donde cuenta su historia y donde trata de llamar la atención sobre este fenómeno que sufren incontables mujeres y niñas en los conflictos armados.

Denis Mukwege lleva dos décadas denunciando este tipo de violencia en el Congo, su país natal. En su trabajo como ginecólogo, él y su equipo han atendido hasta la fecha a 50.000 víctimas de violencia sexual. Como Nadia, Denis Mukawege ha denunciado la violencia sexual a la ONU.

File:Remise du prix Sakharov 2014 à Denis Mukwege Strasbourg 26 novembre 2014 04.jpg

Poco a poco, la violencia sexual va acaparando más atención entre las organizaciones internacionales. Pese a tratarse de un fenómeno denunciado muchas veces en décadas anteriores, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas no ha condenado estas atrocidades antes de junio de 2008. En la resolución 1820 (2008), se admite por primera vez que la violencia sistemática contra mujeres y niñas es utilizada como táctica de guerra en conflictos. El mismo texto subraya también la importancia del papel de las mujeres en las fases de prevención del conflicto y la restauración de la paz. Este tipo de declaraciones carece de valor, si no existe un mecanismo jurídico para perseguir a los responsables de las atrocidades. En el caso de genocidios y crímenes de guerra, es la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, la que se encarga de perseguir a los perpetradores. Nadia Murad ha expresado muchas veces que no descansará hasta que vea a sus violadores y los responsables del Estado Islámico ante este órgano.

Como ha declarado el Comité de Nobel, su intención es arrojar luz sobre un fenómeno que no es nada nuevo pero que hasta hace poco tiempo no ha tenido la atención merecida. Si bien hay cada vez más publicaciones sobre la violencia contra mujeres en conflictos armados, otras desatienden su impacto totalmente. Es difícil cuantificar este fenómeno porque muchos casos no se denuncian. A modo de ejemplo, una encuesta de Oxfam y otras 14 ONGs ha revelado que, en el conflicto armado de Colombia, más de 800.000 mujeres han declarado ser víctimas de violencia sexual entre los años 2010 y 2015.

Esperemos que el Premio Nobel de la Paz ayude a luchar contra la violencia sexual y que veamos a los responsables ante la Corte Internacional de Justicia.

Para profundizar en el tema:

Cuadernos de Construcció de Pau (27)Violencia sexual en conflictos armados

International Review of the Red Cross (nº 894): Sexual violence in armed conflict

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.