Las voces de los que siempre lo sabían

Cuando nace un nuevo proyecto, sus creadores suelen encontrarse con dos diferentes clases de personas. Entre los primeros están los que dan su apoyo a la nueva idea y a las personas que tienen el valor de arriesgarse e iniciar nuevos caminos. Muchos proyectos tienen sus momentos de gloria, pero hasta llegar ahí, a sus impulsores no les falta compañía que suele ser de la segunda clase de personas. Son los que aparecen en los momentos de dificultades con sus mensajes de “que siempre lo sabían”, que “todo esto era previsible”, que “esto no podía funcionar”, “ya se sabía”, etc.

Sigue leyendo