18 meses sin pisar tierra firme

El negocio de las gambas congeladas

Cuando hacemos un viaje, lo planificamos, buscamos rutas, hoteles, lugares de interés, hacemos las reservas y en el momento deseado nos vamos. Así de simple. Si vamos a un país que no pertenece a la Unión Europea, solicitamos previamente un visado y normalmente nos podemos mover con bastante libertad. Esta libertad debería existir para todo el mundo, pero desgraciadamente no es así. Parece una perogrullada, pero la mayoría de la población de este planeta no puede hacerlo. A muchas personas les faltan recursos para viajar, mientras otras se ven obligadas a hacerlo para buscar mejores oportunidades en otro país.

Sigue leyendo